Publicado: 13 de Agosto de 2019 a las 08:02


Pubalgia, el gran mal del futbolista

La pubalgia es una de las lesiones con mayor prevalencia entre los futbolistas representa el 11-16% del conjunto de las lesiones.


Se manifiesta con dolor no específico en la musculatura que tiene como inserción el pubis. Podemos categorizarla en tres partes.


- Superior: dolor localizado en la inserción de los abdominales, normalmente del recto abdominal.

- Inferior: dolor localizado en la zona de inserción de los aductores.

- Mixta: dolor localizado tanto en la zona superior como en la inferior.

El origen de la pubalgia puede ser debido a diferentes factores. Entre ellos podemos encontrar:


Factor interno

Articular, la falta de movilidad de las articulaciones implicadas en el pubis, como la sínfisis del pubis o las articulaciones sacro ilíacas en la parte posterior. Normalmente cuando tenemos falta de movilidad de la sacro ilíaca, solemos encontrar un patrón cruzado, si el dolor está en la parte derecha, la pala ilíaca izquierda carece de movilidad.


Muscular, toma gran importancia la correcta correlación de fuerzas de toda la musculatura implicada. La pubalgia está directamente asociada a una debilidad de la musculatura aductora de la pierna. En la mayoría de los casos nos encontramos que los aductores del lado afecto son significativamente más débiles.

Junto a la musculatura aductora es fundamental, el papel transverso del abdomen y la musculatura abdominal oblicua.


Así pues como ya hablamos la semana pasada en el post sobre core, el trabajo sobre toda la musculatura asociada es indispensable como prevención a este tipo de lesiones. Por ello el trabajo en todos los grupos musculares mencionados en el post sobre el core es clave.


Aunque no suele ser la principal causa también se dan algunos casos en el que el sobre entrenamiento es la causa de la pubalgia. Pero desde el punto de vista de PhysioEliteSport, la falta de entrenamiento en la prevención es el origen la pubalgia.

Factor externo

Puede ser debido a un traumatismo durante el ejercicio, mala ejecución de la técnica, una caída brusca desde gran altura con apoyo de los dos pies, al mal estado del terreno de juego o al cambio de superficies de terrenos blanco – duros.


¿Cómo la tratamos?

En caso de que la pubalgia esta instaurada, lo que debemos de hacer es bajar el nivel de los entrenamientos hasta un punto de poder trabajar sin que aparezca dolor y evitar golpeos al balón. Además realizaremos todo los tipos de ejercicios que deberíamos haber realizado previamente para la prevención de la lesión.


Trabajamos el core como pilar principal para la correcta distribución de fuerzas. Estiramientos de la cadena posterior y toda la musculatura asociada, además de relajación de la musculatura lumbar y glútea.


Otros tratamientos como la EPI (electrolisis percutánea intratisular) y el plasma, tiene resultados dispares y no evitan la realización del trabajo antes mencionado sobre el core.


En un último caso la cirugía sería la opción de tratamiento elegida. Aquí nos podemos encontrar diferentes tratamientos para las diferentes pubalgias.


Pubalgia superiores, cierre quirúrgico del anillo abdominal, en caso de que hubiese una distención de este.


Publagia inferiores, de origen aductor, la opción suele ser escisión quirúrgica de uno de los aductores o de ambos.


Por tanto desde PhsyioEliteSport aconsejamos no olvidar el trabajo de prevención de lesiones en las rutinas de los entrenamientos.


Podéis encontrar ejercicios en el apartado de ejercicios y en la cuenta de instagram de @physioelitesport


PHYSIOELITESPORT

General Eguia 18

671 15 88 36

BILBAO