Publicado: 13 de Agosto de 2019 a las 08:46


Vamos a hablar sobre los puntos gatillo. Quizás para algunos un término desconocido, pero seguramente un dolor muy conocido.

El punto gatillo o “trigger point” es un punto de tensión. Un nódulo irritable que encontramos en una banda tensa de un músculo en concreto. Estos nódulos tienen la característica principal de generar dolor referido. Dolor difuso sin aparente origen específico en una zona más o menos amplia. Normalmente este dolor suele ser crónico ya que al ser referido no siempre su origen, se encuentra en la zona afectada por el dolor y lo se suele arrastrar durante largos periodos.

Es muy común tanto en deportistas como en personas sedentarios, que muchas veces estos nódulos no presentan síntomas, sino que se mantienen en un estado latente. En el individuo de a pie nos es común el tratamiento de estos puntos gatillos latentes, pero sí en el deporte de alta competición.


Muchas veces estos puntos gatillo se activan unos a otros generando una cadena, lo cual hace difícil encontrar su origen principal. Por ello es muy importante una visión global y no centrarse solo en la zona del dolor.


Hay diferentes técnicas para tratar estos puntos de dolor referido, pero creemos que una de las más eficaces es la punción seca.


La punción seca es un técnica semi-invasiva, realizada con agujas de acupuntura. Consiste en introducir agujas en el punto doloroso, para producir una desactivación del punto gatillo.


Podemos hablar de diferentes técnicas de punción seca, cuando se da una punción superficial, punción profunda y eletroacupuntura. También existen pequeñas modificaciones de la técnica dependiendo la escuela en la cual se haya formado el fisioterapeuta.

  • Punción superficial: en este tipo de punción la aguja se introduce en el foco del dolor pero solo se introduce 0,5 mm – 1 cm, y se le da pequeñas vueltas en ambos sentidos, para que el tejido se enrolle en la aguja y así generar una pequeña modulación del dolor.

  • Punción profunda: en este caso la profundidad de la aguja nos la dará la profundidad en la que se encuentre el nódulo en la banda tensa muscular. Una vez localizado el nódulo se saca y se introduce varias veces la aguja con la intención de alcanzar todas las fibras alteradas. En este tipo de punción, nuestra intención es generar un espasmo muscular que reordenará y reseteará el punto gatillo.

  • Electroacupuntura: básicamente es el mismo procedimiento que los anteriores, pero nos ayudamos de los aparatos de electro estimulación, para generar esa modulación del dolor y reorganización de fibras.


La técnica es altamente eficaz, pero también es dolorosa. Normalmente la zona queda algo dolorida y la molestia suele durar 24-48 h y algunos casos hasta 72, pero nos va a permitir en ese tiempo movernos con total normalidad. Normalmente siempre que se realiza una técnica de punción seca, va siempre acompañada con un trabajo de técnica manual tras la punción, masaje, estiramiento, movilización…

La técnica puede resultar agresiva para cierto tipo de personas, así que aconsejamos solo la realización de esta técnica con gente que la tolere. El espasmo muscular puede asustar a algunos pacientes. Pueden darse casos de bajadas de tensión debido al pinchazo, y, también conviene recordar que hay mucha gente con fobia a las agujas.

Para este tipo de personas recomendamos las clásicas inhibiciones musculares, que también son efectivas,  pero requieren un mayor número de sesiones.


PHYSIOELITESPORT

General Eguia 18

671 15 88 36

BILBAO